miércoles, 16 de enero de 2013

La evolución personal y la sutileza

A través de las propias técnicas y de la incorporación de algunos conceptos se subliman gradualmente hábitos que podrían llegar a considerarse burdos, toscos; haciendo que el practicante se torne más consciente y sutil en su forma de actuar, elementos vinculados a la evolución personal y a la buena educación.

El estilo de vida que propone nuestra filosofía camina en ese sentido. A través de las técnicas, el practicante va desarrollando la conciencia de sí mismo y aprende a ser más sutil al moverse, al sentarse en un sillón, al comer y al elegir su alimento, al hablar e incluso a la forma en que respira.

Por otro lado, cuando esa sutileza es realmente incorporada, trasciende el cuidado propio y se manifiesta también en el cuidado hacia el ambiente y a los demás. El practicante naturalmente se torna más atento, suave y gentil. Aprende a medir las consecuencias de sus actos, más allá de llegar a percibirlas directamente o no.

Desenvuelve un esfuerzo por no hacer cosas que puedan desagradar a los demás. Aprende a recibir críticas constructivas y las utiliza a favor como una herramienta para mejorar. De la misma forma, desarrolla la habilidad de poder expresarse teniendo el cuidado de no lastimar al otro.

Todo eso, en última instancia, es percibido por las personas que componen el círculo de amistades. Y en el mejor de los casos se multiplica a través del ejemplo, haciendo que todo el entorno del practicante mejore.

1 comentario:

Maggie Accinelli dijo...

UUUyyy Joooohnny !!!...que lindo que es esto que escribiste...me encanta el site y el blog...la estética, los videos, la música, los textos ... me dió mucha alegría visitar , "por ahora" virtualmente, tu Espacio SwáSthya Santo Domingo.
Te mando un abrazo,
Maggie
Sede Decana
Argentina