sábado, 10 de mayo de 2008

Mojito Junkie


Bueno, necesitaba un título que me gustara para este "post" (hahaha, ya casi que me acostumbro al "blog-cabulario").
Pensé "Coma bien y beba mejor" y "La mint-lemônade", pero me gusto más "Mojito Junkie".
Ok, pero el post no es sobre un mojito especificamente, (sepa que el Yôga desaconseja ingerir sustancias toxicas; llámele carnes, alcohol, drogas o como le quiera llamar).
¡El asunto es una refrescura hecha bebida!
Ya estamos entrando en verano y ¡bueno!, no queremos saber que temperaturas nos esperan.
Pero... para combatir el calor matutino, el vespertino y hasta el que acecha en la noche aquí les tengo una fantastica idea: la mint-lemonade. 
La probé por primera vez en la "cantina" de la Sede Palermo de la Uni-Yôga en Buenos Aires y ¡no paro de amarla!
¿Qué necesita?
  • Hojas frescas de menta
  • Agua
  • Limones
  • Azúcar
Y... ¿Qué necesita hacer?
¡Simple! 
Tome las hojas de menta y pongalas a hervir en el agua (como si estuviera haciendo un té). Después de un tiempo en "ebullición" (¡palabra tan fea!) apague el fuego y deje reposar.
Agregue azúcar al gusto y luego zumo puro de limón.
Pruebe antes de servirlo y asegurese que tenga el sabor perfecto.
Sirva con hielo y bien fría.
Otra cosa que puede hacer para hacerlo todavía más refrescante es licuarle algunas hojas frescas, así incluso se verá mejor.
Cuando sus amigos lo prueben y le quieran besar los pies ¡dígales que entren a mi blog!
:P
También si un día sale a algún bar puede pedirle al camarero que le sirva una limonada con unas hojas de menta licuadas y ¡Voila!
¡Abrazos!

Ahh, y por cierto puede sustituir las hojas de menta con cualquier cosa que se le ocurra (jengibre, jazmín, té verde, etc... se acordará de mí).

2 comentarios:

Joy dijo...

Ñami Ñami... gracias maestro...

Jose Amado dijo...

que no es maeStro... el es Er Maetro!!!!